El Instituto de Investigación Migal de Israel ha anunciado que ha desarrollado una vacuna contra el nuevo coronavirus

El Instituto de Investigación Migal de Israel ha anunciado que ha desarrollado una vacuna contra el nuevo coronavirus

El Instituto de Investigación Migal de Israel ha anunciado que ha desarrollado una vacuna contra el nuevo coronavirus

Terreno en Cochamó

El Instituto de Investigación Migal de Israel ha anunciado que ha desarrollado una vacuna contra el nuevo coronavirus, la que podría estar lista dentro de los próximos 90 días, en un artículo que está fechado el pasado 16 de marzo en la revista especializada Cluster Salud.

la vacuna se basa en un nuevo vector de expresión de proteínas, que crea y secreta una proteína quimérica soluble que entrega el antígeno viral a los tejidos de la mucosa por endocitosis autoactivada, haciendo que el cuerpo forme anticuerpos contra el virus, así lo ha dicho el jefe del departamento de biotecnología de Migal, Chen Katz.

Los investigadores coincidieron en señalar en que el coronavirus de las aves de corral tiene una “gran similitud genética” con la variante humana, además de que utiliza el mismo mecanismo de infección, lo que aumenta la probabilidad de conseguir una vacuna humana eficaz en un período de tiempo “muy corto”.

Será una vacuna oral, lo que la hará particularmente accesible al público en general, dice el artículo. Actualmente están en intensas discusiones con socios potenciales que pueden ayudar a acelerar la fase de ensayos en humanos y acelerar la finalización del desarrollo del producto final y las actividades regulatorias.

Universidad de Oxford

Otro artículo de la pagina Infobae.com dice que en la Universidad de Oxford están trabajando a toda máquina para liberar una vacuna en el mes de septiembre de este año.

Sarah Gilbert, profesora de vacunología de la Universidad de Oxford, trabaja en una vacuna contra el coronavirus y, posiblemente, podría estar lista para uso público para el otoño europeo (septiembre), informó el periódico londinense The Times. “Eso es casi posible si todo va perfectamente. Tenemos que ir por eso. Nadie puede dar garantías, nadie puede prometer que va a funcionar y nadie puede dar una fecha definitiva”, explicó.

La científica explicó el proceso por el que pasará la vacuna: “En primer lugar, existe la necesidad de fabricar la vacuna para los estudios clínicos bajo condiciones estrictamente controladas, certificadas y calificadas – necesitamos la aprobación ética y la aprobación regulatoria. Entonces el ensayo clínico puede comenzar con 500 personas en la fase 1. Esto es siempre en adultos sanos de entre 18 y 55 años, y normalmente la lectura principal de un estudio de fase 1 es la seguridad”.

Print Friendly, PDF & Email
Terreno en Cochamó